8 de marzo, Día Internacional de la Mujer


Ayer justo una adolescente, vamos a llamarla Paula, que está haciendo un proceso de coaching quántico conmigo, me decía:
“María, qué privilegiada soy por acceder a estas sesiones contigo, lo que tú transmites debería de llegar a todos los adolescentes”.

¿Y qué  le transmití?

Le dije, entre otras muchas cosas,  que nunca dejara de expresar lo que era inmaduro en pleno siglo XXI.
Es inmaduro que en pleno siglo XXI Paula sea insultada en el centro donde estudia por envidias generadas por frustraciones no gestionadas de otros compañeros.
Es inmaduro que el propio profesorado considere que estas conductas son normales entre adolescentes y que las han de resolver entre ellos.
Es inmaduro que el ser humano en pleno siglo XXI minimice o considere normales estas conductas.
Y es inmaduro que luego estas mismas personas que minimizan estas conductas se sorprendan porque estos comportamientos degeneren en algo mayor, hablamos de educación básica.

Y ES QUE CADA VEZ QUE JUSTIFICAMOS O MINIMIZAMOS UN COMPORTAMIENTO INMADURO, ESTAMOS PERPETUANDO NUESTRA PROPIA INMADUREZ.  HOY EN ESTE DÍA, A TODAS LAS PAULAS DEL MUNDO…ENHORABUENA POR QUERER DESPLEGAR EL GRAN POTENCIAL QUE LLEVAIS DENTRO A TRAVÉS DE PROFUNDIZAR EN VOSOTRAS MISMAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *